Zurich

La ciudad de Zúrich es la principal del país suizo, se encuentra ubicada en el distrito de Zúrich, en la llanura central de Suiza y próxima a los Alpes. Contaba con una población de 404.783 habitantes para el 2014 y su área metropolitana con 1.392.396. Es considerada como la principal, puesto que, es el motor financiero de Suiza y su centro cultural.
Los asentamientos de esta metrópolis se remontan hasta el año 15 a. C., con la fundación de la aduana romana Turicum, y en el siglo X adquirió el estatus de ciudad. Rodeando al pequeño casco antiguo se disponen los Kreise (distritos) de Zúrich, éstos se encuentran ordenados según el sentido de las agujas del reloj. La ciudad moderna sirve de contraste con la histórica, gracias a los numerosos y vanguardistas bancos, tiendas de lujo y modernos bares y cafés. Uno de los símbolos de la ciudad es el lago de Zúrich

Generalidades
La metrópolis de Zúrich está dividida en doce distritos, y se encuentra rodeada por frondosas colinas que incluyen el Gubrist, Hönggerberg (541 m), Käferberg (571 m), Zürichberg (676 m), Adlisberg (701 m) y Oettlisberg al este; y el Uetliberg (parte de la cordillera Albis) al oeste. El río Sihl desemboca en el Limmat al final de Platzspitz, que bordea el Museo Nacional Suizo (Landesmuseum).
Lindenhof es el centro geográfico e histórico de la ciudad, siendo una pequeña colina natural junto al río Limmat. Con 392 metros sobre el nivel del mar, el Limmat es el punto más bajo del término municipal, mientras que el Uetliberg, con 869 metros sobre el nivel del mar, es el punto de mayor elevación. Su cumbre puede lograrse con facilidad, y desde la plataforma de la torre-mirador ofrece una espectacular panorámica de la ciudad y el lago, así como una vista de los Alpes.
Zúrich también es importante porque el sector turístico es el tercero que más ingresos genera. Los edificios y rasgos más característicos por su valor histórico se encuentran en el casco antiguo de esta ciudad, en el que están situados las iglesias, edificios públicos y casas burguesas de la Edad Media, además de calles históricas predominantemente turísticas, debido a sus tiendas y demás comercios orientados a atraer a los visitantes. Entre ellas destaca la calle Bahnhofstrasse.

Clima
El clima de la ciudad de Zúrich es templado. Situada en la zona de transición entre el templado húmedo y el continental, está bajo la influencia de las inclemencias provenientes del océano Atlántico, que traen precipitaciones y temperaturas más cálidas de lo habitual en la latitud a la que se encuentra situada la ciudad (47º N), y de los vientos fríos del noreste (conocidos en Suiza como Bise) provenientes de Europa Oriental.
La temperatura media anual (medida en la estación meteorológica de Zürichberg a 556 msnm) es de 8.5 °C. En verano se pueden llegar a registrar temperaturas máximas de 35 °C y en invierno mínimas de -10 °C.

Cultura
Zúrich tiene una actividad cultural muy amplia, puesto que posee museos, galerías, teatros, orquestas sinfónicas y festivales. Además, en la ciudad habitaron pintores como el prerromántico Henry Fuseli o Tristan Tzara, precursor del movimiento dadá que fue incubado en el Cabaret Voltaire de Zúrich junto a otros artistas.
Entre los festivales más importantes encontramos el Sechseläuten, o Festival de Primavera, y el folclórico Knabenschiessen. Al igual que posee otros acontecimientos muy esperados por los zuriqueses que son el Zürcher Festspiele, que se celebra en junio y julio y cuenta con espectáculos tales como ballet, ópera, teatro y conciertos y el Züri-Fäscht, que trata de una gran fiesta donde la ciudad entera se engalana para culminarla con unos fuegos artificiales junto al lago. Este último festival se celebra cada tres años.

Estilo de vida
La ciudad de Zúrich no es muy grande, posee mucho verde, espacios abiertos, servicios públicos de alto nivel, como por ejemplo, el transporte público. Es una región tranquila que está cerca de áreas de montaña, de lagos, entre otros.
Si bien es cierto que culturalmente hablando no es la primera ciudad de Europa, se invierte mucho en ella. Tiene buenos museos. Además de ser una ciudad en la que el diseño está muy presente.
Zúrich es un gran destino para ir de compras y gastronómicamente, puesto que posee muchas opciones para realizar estas actividades que son para los momentos de ocio de propios y extranjeros.
También es muy agradable pasear por la ciudad vieja o por la rivera del lago, y comparada con respecto a otros índices, hay poco desmpleo, alrededor del 4%, y poca criminalidad.

¿Qué visitar en la ciudad de Zúrich?
El mayor atractivo de la ciudad, es sin duda alguna, las edificaciones religiosas. La Grossmünster es la mayor catedral y símbolo de Zúrich, posee un estilo dentro del romanticismo, fue mandada a construir por Carlomagno y data de los siglos IX y XIII. Destacan sus dos grandes y prominentes torres gemelas, una cripta que presume de ser la mayor de Suiza y un claustro románico.
Al igual que la mencionada catedral, se puede encontrar la iglesia-abadía de Fraumünster, también de estilo románico, fue fundada en 853 por Luis el Germánico, nieto de Carlomagno. Fue símbolo de la aristocracia local; sus vidrieras y la cripta original de la abadía son su mayor valor. La Iglesia de San Pedro de Zúrich, por su parte, es la más antigua de la ciudad y cuenta con el mayor reloj de Europa (8,7 m de diámetro).
Otros sitios de especial interés para visitar son el Ayuntamiento de Zúrich (Rathaus), de estilo barroco; la plaza Paradeplatz y la calle Bahnhofstrasse con sus lujosas y exclusivas tiendas; los edificios medievales de la calle Rennweg; el Jardín Botánico de Zúrich; el Zoo de Zúrich, que contiene una réplica del bosque ecuatorial Masoala de Madagascar; el monte Uetliberg, el pico más alto de la ciudad y en el que pueden disfrutarse de privilegiadas vistas de la ciudad, el lago y los Alpes.