Sidney

Sídney es la ciudad más grande e igualmente la más antigua de Australia. Está localizada al sudeste del país, a orillas de la Bahía Jackson y posee una población de más de cinco millones de habitantes. Políticamente es la capital de estado de Nueva Gales del Sur. El origen del nombre de Sydney proviene del ministro de interior británico Lord Sydney, quien administraba en el momento en que la urbe fue instituida, en el año 1788.
Sídney fue la primera colonia inglesa en la isla y su colonizador fue el almirante Arthur Phillip. Durante el siglo diecinueve vivió un fuerte desarrollo, debido en primer lugar a la fiebre del oro y luego a la Revolución Industrial. En los últimos períodos ha cautivado a numerosos inmigrantes, lo que le ha concedido de un carácter internacional.
Sídney representa la ciudad más poblada de Australia y en sus calles se distingue su multiculturalidad. La lengua mayoritaria y gubernamental es el inglés, no obstante una minoría estimable de más de un millón de personas no se comunica en este idioma en familia, sino que lo realiza en árabe, vietnamita, cantonés, italiano, griego o incluso en español. Esto se debe a los múltiples orígenes de la población, ya que si bien en su mayoría provienen del mismo continente, también son muchos los que llegan de países más lejanos, principalmente Italia y Grecia.

Generalidades
La mayoría de los núcleos familiares en Sídney habitan en la periferia de la localidad, pero cada vez es mayor la cifra de habitantes que se traslada a vivir al centro, donde el acceso al trabajo y a los servicios públicos es mayor.
Los edificios más significativos de la ciudad son la Ópera y el Puente del Puerto, desde donde se pueden observar las mejores vistas de la zona. La torre de Sídney y los Jardines Botánicos Reales, sin lugar a duda, también merecen una visita. Y es que, aunque lo más interesante y atrayente de esta ciudad pueden llegar a ser sus asombrosas playas, Sídney además disfruta un importante potencial turístico, ya que se pueden recorrer muchos lugares y efectuar numerosas actividades de todo tipo y para todos los públicos.
Si eres amante de los deportes, en Sídney podrás practicar o incluso aficionarte a cualesquiera de los que allí sacuden a una gran parte de la población, como los deportes acuáticos, el cricket, el fútbol y el tenis. Las playas, fundamentalmente las de Bondy y Manly, son de las más sonadas entre los simpatizantes del surf y en el Sídney Cricket Ground y en el Allianz Stadium se consuman partidos de cricket y de fútbol de gran relevancia.
Según un estudio especializado, Sídney es la ciudad más lujos de Australia y unas de las veinte más costosas del mundo, pero también suele florecer situada entre las diez de mejor calidad de vida del mundo.

Clima
Sídney contempla un clima oceánico, lo que se transcribe en veranos calurosos e inviernos frescos, con precipitaciones en forma de lluvia y en ocasiones de nieve, que se distribuyen en proporciones iguales a lo largo de todo el año.
La cercanía del mar concibe que las temperaturas se dulcifiquen y la ciudad tenga en corriente un clima muy agradable, con una temperatura media de entre dieciocho y veinticinco en los meses más calurosos -de noviembre a febrero- y de entre ocho y dieciséis grados en los meses de invierno -de junio a agosto-.

Cultura
En cuanto a la gastronomía, el panorama de Sídney se especializa por la gran cantidad de productos frescos y de origen ecológico que se brindan en sus restaurantes. Debido a su localización afín al océano, el pescado y el marisco son los componentes estrellas de las recetas.
Sídney ampara diferentes festivales y algunos de los más grandes eventos sociales y culturales de Australia. Estos contienen el Festival de Sídney, el mayor evento cultural de la nación, celebrado de manera anual en el mes de enero, el Biennale of Sídney, creado en el año 1973; el Gay & Lesbian Mardi Gras a lo largo de Oxford Street; el Festival de Cine de Sídney, el Big Day Out, un festival de musicales de rap con origen en Sídney y varios eventos más pequeños de cine como el cortometraje Tropfest y Flickerfest.
En referencia al entretenimiento y artes escénicas, Sídney tiene una amplia pluralidad de establecimientos culturales. La icónica Ópera de Sídney posee cinco salas competentes para albergar una amplia gama de estilos de interpretación y es el hogar de la Ópera de Australia y de la Sinfónica de Sídney. Otros lugares de provecho son el Ayuntamiento de Sídney, el Teatro Real, el City Recital Hall, el Teatro Estatal, el Teatro de Sídney y el Teatro Wharf.

¿Por qué vivir en Sídney?
Sídney, la combinación perfecta para quienes buscan playa, ciudad, tranquilidad y locura y vivir en un lugar que lo tiene absolutamente todo, deporte, gastronomía, cultura, eventos, fiestas, naturaleza y diversidad cultural.
La vida del estudiante en Sídney. Tiene muchas ventajas entre ellas la diversidad cultural. Con más de cuatro mil seiscientos habitantes, es la ciudad más poblada de Australia y elegirla como lugar de destino es dar apertura a las puertas de conocer personas de todo el mundo, educarse de diferentes culturas, probar platos y restaurantes derivados de distintos países y vivir asiduamente explorando la ciudad.
Para trabajar en Sídney. La ciudad es un eje financiero y económico reconocido a nivel mundial, con una economía mayor que la de varios países como Dinamarca, Perú o Costa Rica, la metrópoli representa el hogar de los principales bancos y empresas del país. La ciudad recibe más de diez millones de turistas nacionales y extranjeros cada año.
Las secciones económicas más significativas de Sídney, según la cantidad de personas empleadas, son los servicios privados y de negocios, comercio al por menor, manufacturación, sanidad y servicios comunitarios.

Atracciones turísticas
En Sídney es posible deleitarse de infinidad de lugares para visitar, ya que tiene una amplia variedad de atracciones turísticas entre las que se esconden: galerías de arte, naturaleza, museos, lugares históricos, cultura y, por supuesto, unas maravillosas playas.
La Casa de la Ópera. Está ubicada en el puerto de Sídney y es pensada por muchos una de las maravillas del mundo moderno, ya que fue construida hace relativamente poco, concretamente en octubre del año 1973. Cuenta con visitas guiadas en las que exponen su historia, su arquitectura y todo lo que ocurre en este monumento.
El Puente del Puerto. Es otro de los sitios simbólicos de la ciudad. Construido en el año 1932, fue el puente de un sólo arco más largo del mundo. Existe un tour que permite subir a lo alto del arco. Eso sí, el trayecto dura tres horas y media y se suben más de mil trescientos escalones.
The Rocks. Es el distrito más antiguo de la ciudad y una de los lugares más visitados de Sídney, pues combina historia, cultura y entretenimiento. Comúnmente se le conoce como “museo de Sídney al aire libre”, gracias a su interés histórico, que concibe a la perfección un término renovado y contemporáneo con el encanto primitivo del barrio.