Oxford

Oxford se encuentra situada en la región centro sur de Inglaterra a cerca de noventa kilómetros de la ciudad de Londres. Representa una metrópoli bastante pequeña con una población de aproximadamente doscientos mil habitantes. Existen dos universidades; la más grande y más afamada es Oxford University y la otra es Oxford Brookes, catalogada como la “mejor Universidad nueva 2008” de Gran Bretaña. De tal modo que hay aproximadamente treinta mil estudiantes de todas las partes de Gran Bretaña y del extranjero, que habitan en Oxford.
Se le conoce como la urbe de las agujas de ensueño, expresión acuñada por Matthew Arnold para describir la armonía en la arquitectura de edificaciones y arquitectura universitaria. Oxford surge como una ciudad industrial, asociada de forma principal con la industria automotriz.

Generalidades
Germina como una ciudad histórica que se define por su ambiente animado y divertido. Pasear por la ciudad resulta una buena manera de admirar la maravillosa arquitectura de los célebres edificios de los colleges de la Universidad de Oxford, de recorrer el gran número de museos y de disfrutar de los nutridos parques y jardines que hay cerca del río.
Esta emblemática metrópoli ha inspirado a numerosos artistas como Lewis Carroll y es asiduamente elegida como escenario para películas. Oxford también ha alojado a pródigas mentes brillantes que pasaron por su universidad. Pero la localidad no es sólo un lugar para estudiantes, sus calles también se encuentra llenas de empresarios y de turistas deseosos de descubrir su encanto.
Transporte: Oxford permanece situada a unos ochenta kilómetros al noroeste de Londres; las metrópolis están unidas por la autopista M40, que igualmente enlaza al norte con Birmingham. Mediante tren se puede ir a Londres, Bournemouth, Worcester y Bicester.
La ciudad además posee servicios regulares de tren hacia el norte a Birmingham, Coventry y Mánchester, Escocia . El Canal de Oxford enlaza con el río Támesis en Oxford. El aeropuerto de Oxford en Kidlington brinda servicios aéreos de negocios y particulares.

Clima
Al igual que la generalidad de Reino Unido, el clima de Oxford resulta bastante húmedo. Según las exploraciones que se conservan desde el año 1815, no ha habido un único mes en que no haya llovido, aunque sea poco y durante cortos minutos. Estadísticamente, octubre simboliza el mes más lluvioso, marzo es el más seco y enero el más frío. La temperatura en verano sube de forma significativa, llegando a registrarse más de veinticinco grados, lo que beneficia pasar el día al aire libre.
Los habitantes de Oxford eligen los meses de primavera, cuando los días comienzan a ser más largos y las temperaturas son menos frías. Cuando hace buen tiempo, es usual observar a grupos de gente disfrutando del sol en los parques o en eventos deportivos como las célebres regatas o los multitudinarios partidos de fútbol.

Cultura
Culturalmente, Oxford resulta una ciudad realmente viva. El Ashmolean Museum representa el museo público más antiguo de Gran Bretaña, fundado en el año 1683. Al tiempo que el Museo de Historia Natural de Oxford aloja las colecciones científicas de la Universidad de zoológia, entomología, geología, paleontología y mineralogía de prototipos, con piezas acumuladas en el transcurso de los tres últimos siglos. Y el Museo Pitt Rivers de Oxford de Antropología y etnología, con un estilo victoriano que inmortaliza a sus primeros años, termina de marcar una experiencia extraña y pintoresca de un museo en Oxford.
En temas de compras, Cornmarket y Queen Street personifican calles populares de compras, como el Westgate, centros de Clarendon y el cotidiano mercado cubierto. Los amantes de los libros poseen mucho donde elegir, ya que Oxford resulta una ciudad amante de la lectura y posee algunas de las mejores bibliotecas de la nación.
En lo que respecta a los temas de ocio y recreación, existe una gama extensa de piscinas y centros de ocio, una pista de hielo y una pista de atletismo, con más subestructuras deportivas en los colegios. Cabe destacar que Oxford es una ciudad de remo y el río Támesis suministra el telón de fondo para la regata del Cambridge Oxford.
Por otro lado, el gran flujo de estudiantes, la prestigiosa Universidad de Oxford y una oferta cultural extensa, hacen de Oxford una de las metrópolis preferidas por los estudiantes internacionales
Universidad de Oxford: Oxford es una universidad colegiada. Esencialmente representa una federación compuesta por cerca de cuarenta Halls y colegios autogobernados con una administración central que posee a su cabeza un Vicecanciller. Los departamentos académicos se encuentran adscritos a su estructura central. Los departamentos persiguen desplegar la investigación, proveer facilidades para la enseñanza y el aprendizaje, organizar conferencias, seminarios y determinar los planes de estudio y las pautas para la enseñanza de los estudiantes.

Estilo de vida
Oxford armoniza su papel como centro académico y cultural de primera clase en Reino Unido, enclave turístico de gran importancia y moderna metrópoli industrial. Vivir en Oxford es disfrutar de un tres en uno.
Alojamiento: resulta difícil de encontrar en el corazón de la ciudad, pero en los alrededores surgen muchas posibilidades. El alojamiento típico es independiente, con dos plantas y con cuidados jardines. También, las instalaciones educativas y culturales son excelentes. El tránsito de vehículos es controlado cuidadosamente en la zona antigua de la ciudad y hay aparcamientos excelentes en las afueras, con conexiones de autobuses muy oportunas.
Trabajo: El nivel de desempleo en Oxford es el más bajo de toda Gran Bretaña. Según cifras recientes, la tasa de paro en Oxford se emplaza en torno al uno por ciento. Si deseas encontrar empleo, todo dependerá del nivel de inglés que poseas. Si tu nivel de inglés es bajo-medio, es viable que encuentres empleo en el sector de la hostelería y la mejor forma de encontrarlo es recorriendo la ciudad e ir repartiendo currículos. Si por el contrario, tu nivel de inglés es medio-alto, entonces, tendrás más posibilidades de encontrar empleo en el sector que has estudiado o al que te dediques profesionalmente.
Estudiar en Oxford: Asume cerca de veintidós mil estudiantes cada año, casi un veinte por ciento de la población de la ciudad está vinculada claramente a la universidad.

Atracciones
Oxford es la cuna de la universidad más antigua del mundo de habla inglesa. En sus treinta y ocho colleges han estudiado primeros ministros como David Cameron, científicos como Albert Einstein, literatos como J.R.R. Tolkien y actores como Hugh Grant.
Las construcciones de la universidad de Oxford presumen de la arquitectura más extraordinaria de Gran Bretaña. De hecho, el poeta Matthew Arnold denominó a Oxford “la ciudad de las agujas de ensueño” por la gran cifra de agujas que corona los edificios de la universidad. Cabe destacar, la biblioteca Bodleiana, Radcliffe Camera y el Teatro Sheldonian de Sir Christopher Wren.
Entre la propuesta cultural de Oxford subraya su programa de actos, colmado de eventos interesantes. Resaltan el Festival Literario de Oxford, el Festival de Jazz de Oxford y el Festival de Música de Cámara de Oxford. La ciudad también ofrece un mercado cubierto, una animada mezcla de pequeños puestos que venden de todo, desde regalos hechos a mano y salchichas Oxford, pasando por libros antiguos.