Miami, FL

Sol y playa caracterizan a la perfección lo que representa la ciudad de Miami, la denominada “Capital Caribeña” de Estados Unidos, donde jamás necesitarás chaqueta y terminarás por cansarte -si resulta posible- de las interminables riberas de arena blanca y agua cristalina.
La urbe debe su nombre a las tribus de indios Miami que residían la zona antes de la llegada de los españoles en el año 1513. Si bien pasaron muchos años hasta que se instauró formalmente la ciudad, Florida fue un territorio que presentó múltiples dificultades para los conquistadores europeos.
Miami fue escasamente un asentamiento hasta el siglo diecinueve cuando el arribo del ferrocarril catequizó la localidad en un lugar de gran interés para comerciantes e industriales. Desde aquel momento, Miami no ha parado de crecer y desarrollarse hasta bautizarse como la cuarta ciudad más poblada de Estados Unidos.
Miami se identifica por sus decenas de barrios, que se amplían más allá de donde alcanza la vista, además de una multiplicidad de nacionalidades que hacen cuestionarse si verdaderamente se está en territorio de Estados Unidos. Las entonaciones cubanas y caribeñas inundan sus calles durante las veinticuatro horas del día, constituyendo a Miami como una de las ciudades estadounidenses con mayor vida nocturna.

Generalidades
Miami es, por decirlo de alguna forma, dos ciudades en una. Por una fracción se encuentra Miami Beach, la península percibida entre el canal navegable del Intracostal y el océano Atlántico. En ella hallarás las mejores playas, los clubs de moda y ciertamente, a los afamadísimos patinadores de Ocean Drive.
La otra metrópoli es la Miami continental, que se ensancha desde las orillas del Intracostal hasta las demarcaciones del parque nacional de Everglades. Aquí es donde se encuentran los grandiosos rascacielos del downtown, los almacenes y manufacturas convertidas en iconos del arte alternativo y algunos comedores de moda.
En cuanto a la demografía, Miami es la cuadragésimo segunda ciudad más poblada de Estados Unidos. El área urbana de Miami, que contiene los condados de Miami-Dade, Broward y Palm Beach, posee una población combinada de más de cinco millones de habitantes, catalogándola como la cuarta mayor del país.
El transporte público de Miami es escaso ofrece pocas rutas de conexiones. Sin embargo, en los últimos años ha comenzado a ganar terreno la bicicleta debido a que se han hecho varios carriles en toda la ciudad.
Por otro lado, dos de los enclaves económicos esenciales en el motor económico de Miami son el Aeropuerto Internacional de Miami y el Puerto de Miami. Las aduanas de la ciudad se estiman que procesan el cuarenta por ciento de las exportaciones que los Estados Unidos realiza a Latinoamérica y Caribe.

Clima
Con una temperatura típica subtropical, se puede considerar sin miedo a errar, que en la ciudad de Miami siempre hace buen clima. Las temperaturas son atractivas y agradables, el sol reina durante todo el año, aunque no es conveniente olvidarse del paraguas ya que las tormentas están a la orden del día.
La época de verano en Miami es calurosa, muy húmeda y bastante lluviosa. De los meses de mayo a septiembre igualmente es período de huracanes y dicen que un verano en Florida sin al menos una tormenta tropical, no es un verano de verdad.
Los inviernos, -si verdaderamente se pueden llamar así- son muy suaves y secos, con mínimas de trece grados y máximas de veinticinco grados. Son sin duda el mejor tiempo para visitar la ciudad y poder disfrutar de todo su esplendor.

Cultura
La mezcla de culturas de Miami le ha otorgado, no sin problemas, un distintivo propio y un carácter mestizo. Se ha trasformado en la puerta estadounidense a Latinoamérica, lo que ha cautivado a multitudinarias empresas, sobre todo internacionales, que investigan hacer negocio con sus vecinos del sur.
En cuanto a las nacionalidades, la mayoría étnica que reside en Miami es de descendencia y origen cubano, ocupando el treinta y cuatro por ciento de la población. El resto lo conforman nicaragüenses, haitianos, hondureños, y dominicanos. Estos resultados confirmaron a Miami como la primera ciudad del mundo en términos de residentes nacidos fuera del país – sesenta por ciento de la población total-.
El explosivo desarrollo de la población en los últimos años se ha derivado de migraciones internas de otras partes del país así como por la inmigración. La ciudad es imaginada como más que un mosaico multicultural, un crisol de culturas, con los vecindarios conservando gran parte o algunos de sus rasgos culturales. La cultura general de Miami se encuentra influenciada por su gran población de personas de origen caribeño y latinoamericano, de las culturas de islas como Trinidad y Tobago, Jamaica, las Bahamas y Cuba. Muchas personas hablan español o criollo haitiano.
En Miami actualmente existen quinientas iglesias diferentes de más de treinta y dos religiones distintas. Entre las confesiones más importantes están la Bautista con setenta y nueve iglesias que personifican a la mayoría de la población y la Iglesia Católica

Estilo de vida
La ciudad de Miami está fraccionada en trece barrios desiguales que sujetan rasgos característicos propios y lugares históricos. En este sentido, el llamado “corazón de la ciudad es Downtown Miami” y geográficamente está ubicado en el lado oeste de la ciudad.
Dicha zona incluye Brickell, Virginia Key, la Isla Watson y el Puerto de Miami. Downtown permanece en el distrito central económico del sur de Florida y en él están delimitados muchos cuarteles generales financieros, bancos principales, atracciones de tipo cultural- turísticas y torres residenciales.
Los ciudadanos residentes en Miami, así como los turistas, pueden disfrutar de uno de los centros financieros más importantes de Estados Unidos. La urbe destaca como centro de comercio, finanzas, sedes de empresas y una enérgica comunidad de negocios internacional.
En cuanto a la educación, Miami es el hogar de diferentes y acreditadas escuelas privadas de tipo católico romano, judío y no confesional. La Arquidiócesis de la ciudad opera con múltiples escuelas privadas católicas. En referencia a los estudios superiores, Miami cuenta con un sinfín de universidades de buena aceptación en toda la nación, entre estas encontramos: la Universidad Barry, la Universidad Carlos Albizu, la Universidad Internacional de Florida, la Universidad Memorial de Florida y la Universidad Johnson and Wales.

Atracciones turísticas
Miami representa la ciudad más internacional de Florida, por lo que en ella se pueden tropezar todo tipo de restaurantes. No obstante, si algo se recalca por encima de todo, es la mezcla de cocina caribeña y americana que ha dado lugar a un modo propio llamado floribbean, que refiere sus inicios en la mezcla de las palabras Florida y Caribbean.

Ocio Nocturno
Miami tiene uno de los ambientes nocturnos más vibrantes de toda la nación, aunque eso sí, también uno de los más costosos. En todos los grandes night-clubs se acostumbra a pagar entrada. South Beach es la zona donde se reúne la mayor parte de la vida nocturna, más específicamente en la calle Ocean Drive. Si inicias por el norte irás de bar en bar hasta encontrar una de las discotecas más famosas del mundo: Nikki Beach. Dicho local durante el día es una bonita terraza en la playa, pero cuando cae la noche se transfigura en un local de dos formidables plantas donde resuenan el hip-hop, el rap y los ritmos caribeños.

De compras
Miami brinda una ecléctica experiencia de compras en la que se conciertan las exclusivas tiendas de Bal Harbour con las cadenas de ropa más notorias de Bayside Marketplace, un centro comercial prácticamente al aire libre con un hechizo único y más de ciento cincuenta comercios entre los que elegir. Otro centro comercial apreciable es Aventura Mall, que se encunetraun poco alejado del centro pero es gigantesco.
Por supuesto, lo más característico y atractivo de Miami son sus eternas playas, en las que puedes pasar días y días sin aburrirte, pero además la ciudad tiene otros embelesos que te explicamos a continuación.
La Pequeña Habana. Es una micro ciudad que han edificado los inmigrantes cubanos y se ha transformado en uno de los lugares estratégicos de la ciudad. Artesanos confeccionando puros en plena calle, decenas de tabernas cubanas con mucho sabor, tiendas en las que se escucha una música vibrante, un enérgico aroma a café y un ambiente melancólico de la madre patria combinan la estampa típica del barrio. Sus lugares más exclusivos son la calle Ocho y el parque Máximo Gómez.
Ocean Drive. Del ambiente más latino y cubano al más americano. Eso es Ocean Drive, una de las calles más reconocibles de Miami, intérprete de series y películas. Está situada en el extremo sur de la metrópoli y en ella puedes encontrar los mejores hoteles, bares y pubs a la orilla de un mar cristalino.
Coral Gables. Este vecindario de las afueras de Miami es la pintura perfecta del sueño americano en forma de casas y mansiones con jardines, piscinas, pistas de tenis y embarcaderos. Todo inició en los años veinte, cuando un organizador llamado George Merrick resolvió hacer realidad su sueño: crear una ciudad perfecta.