Glasgow

La ciudad de Glasgow es valga la redundancia una ciudad y un consejo en Escocia, Reino Unido. Es la mayor metrópolis de Escocia y la tercera en Reino Unido, después de Londres y Birmingham, además de ser el concejo más poblado en su conurbación de Gran Glasgow, tras el Gran Londres. Se encuentra situada a las orillas del río Clyde en las Tierras Bajas de Escocia.
Los habitantes de Glasgow son conocidos como Glaswegians, y así mismo es el nombre con el que se denomina al dialecto local escocés. Al ser un punto fundamental de comercio, negocios, industria, medios de comunicación y transporte de Escocia, Glasgow es una gran ciudad cosmopolita y bulliciosa.

Generalidades
Antiguamente la ciudad de Glasgow fue una ciudad real, era conocida como la “segunda ciudad del Imperio Británico” durante la época victoriana. Esta metrópolis a lo largo de los años, se ha erigido como puerto comercial de trasatlánticos. La ciudad creció hacia finales del siglo XIX y principios del siglo XX hasta alcanzar una población de más de un millón de habitantes.
Esta metrópolis es el tercer destino turístico más visitado del Reino Unido, después de Londres y Edimburgo. Además, es el centro económico más importante en cuanto a comercio y venta al por menor de Escocia. Glasgow se ha convertido en uno de los veinte centros financieros más destacados de Europa, y es la sede de muchos de los negocios de Escocia, haciéndola parte esencial de la economía británica.
Glasgow se vio influenciada por la Revolución Industrial, lo que la convirtió como se mencionó anteriormente, en uno de los centros económicos más importantes de Reino Unido. Así mismo, en esta ciudad es fundamental la amplia variedad de cultura que se consigue, el fútbol y otros deportes, como el rugby.

Clima
El clima en Glasgow no es el típico que encontramos en el resto de Escocia e Inglaterra, por varias razones. La ciudad se beneficia de su posición leve sudoeste; además se ve influenciado por la corriente del Golfo hasta el flujo de las corrientes del estuario del Clyde. La metrópolis también está protegida por las colinas que rodean Clyde Valley, manteniendo a la ciudad bastante húmeda durante todo el año. La temperatura suele ser más moderada que en el resto del país. En general, la temperatura en Glasgow es similar a la del norte de Inglaterra. En Escocia, el clima es más cambiante. Como corresponde al clima oceánico, Glasgow recibe lluvia bien repartida durante todo el año.

Cultura
La ciudad de Glasgow cuenta con muchos atractivos que ofrecen una amplia variedad de actividades culturales, desde curling hasta ópera, ballet y fútbol a la apreciación del arte; posee una gran selección de museos que incluyen aquellos dedicados al transporte, religión y arte moderno. Diversos de los sitios culturales de la ciudad fueron celebrados en 1990 cuando Glasgow fue designada la Capital Europea de la Cultura.
En Glasgow encontramos la principal biblioteca de la ciudad, la Biblioteca Mitchell que se ha convertido actualmente en una de las mayores bibliotecas públicas de Europa, contando con alrededor de 1,3 millones de libros, una extensa colección de periódicos y miles de fotografías y mapas.
Por su parte la mayoría de las organizaciones artísticas nacionales de Escocia se localizan en Glasgow, incluyendo Scottish Opera, Scottish Ballet, National Theatre of Scotland, Royal Scottish National Orchestra, BBC Scottish Symphony Orchestra y Scottish Youth Theatre.

Estilo de vida
La gente de Glasgow está encantada con su ciudad, a pesar de que muchos visitantes puedan decir que ésta es algo fea y sucia, pero cabe destacar que los servicios públicos funcionan muy bien, además que es una metrópolis con una historia preponderante. Convergen en ella, estilos modernistas y clásicos del antiguo Imperio Británico, por lo que se puede caminar por sus calles y conseguir distintos tipos de arquitectura.
Es una ciudad que es una Meca del estilo, el diseño y la arquitectura; una metrópolis abierta, elegante, dinámica y vital: un paraíso para ir de compras y uno de los lugares más hospitalarios que jamás hayas conocido.
Cosmopolita, totalmente, podemos definir a Glasgow, que como se mencionó anteriormente es la tercera ciudad más importante y visitada del Reino Unido. Su gente vive tranquila, es una metrópolis segura, donde se puede caminar sin temor a que ocurra algo durante el trayecto que emprendes en ella.

¿Qué visitar en la ciudad de Glasgow?
Siendo la principal ejemplar de ciudad victoriana de Gran Bretaña, la arquitectura de Glasgow refleja su personalidad característica. En pleno centro se alza el imponente ayuntamiento City Chambers, mientras el museo Kelvingrove Art Gallery & Museum alberga unas interesantes colecciones de arte que llevan aportando enormemente a la vida cultural de ésta desde hace más de un siglo. Un elemento inconfundible del estilo de Glasgow lo forma la obra de Charles Rennie Mackintosh, diseñador local que lideró el movimiento modernista escocés.
Glasgow, como ciudad comercial, apenas tiene rivales en Gran Bretaña. Se puede ir de compras por la distinguida Princes Square y luego continuar por Sauchiehall Street, Buchanan Street y el barrio de la Merchant City, que en conjunto forman la “milla del estilo” de la ciudad.
Por último, es imprescindible, la visita a los bares y restaurantes de Glasgow que presentan un claro aspecto cosmopolita, con establecimientos de gran arraigo, como el Café Gandolfi y el Rogano, de estilo modernista, y una variedad de locales nuevos y de gran sofisticación.