Dublin

Dublín es la capital de la República de Irlanda y ciudad más desarrollada y poblada de la isla. Se encuentra ubicada cerca del centro de la costa este sobre el mar de Irlanda, en la desembocadura del río Liffey y en el centro del condado de Dublín.
Fue fundada por los vikingos alrededor de los años ochocientos como base militar y centro de comercio de esclavos y ha sido capital de la nación desde la Edad Media. Se encuentra constituida por diferentes áreas; el Consejo de la Ciudad de Dublín junto con periferias contiguas en el condado de Dublín y que a su vez se subdivide en los condados administrativos de Dun Laoghaire-Rathdown, Fine Gall-Fingal y el Consejo del Condado de Dublín Sur. La Gran Área comprende la Ciudad de Dublín y el Consejo adyacente a los condados contiguos de Kildare, Meath y Wicklow.

Generalidades
La población del área urbana de Dublín es de más de dos millones de habitantes en el censo del año 2015, pero ampliada al condado de Dublín ascendía a casi tres millones.
La ciudad contribuye con sesenta mil millones de euros al producto interno bruto –PIB- irlandés y es el centro político, administrativo, económico, industrial y cultural de la República de Irlanda. Dublín ha sido enunciada como ciudad global por el Grupo de Estudios sobre Globalización y Ciudades Mundiales y Capital Europea de la Ciencia en el año 2012 debido a la conmemoración del día del duende.
Dublín representa un derivado hiberno-normando de las voces irlandesas Dubh Linn, que simbolizan ‘laguna negra’. Históricamente, en la grafología irlandesa, bh se escribía con un punto sobre la b, como Duḃ Linn o Duḃlinn. Los bucaneros de habla francesa excluyeron el punto y deletrearon el nombre como Dublín. Esta laguna se constituía por el estancamiento del río Poddle antes de desaguar en el río Liffey en el actual Wellington Quay.
Uno de los primordiales medios de transporte de Dublín resulta el tren metropolitano de Dublín, el cual recorre la costa de la ciudad desde Malahide, al norte, hasta Greystones, al sur. Otra buena forma de recorrer Dublín es por medio de los autobuses urbanos, los cuales con sus rutas cubren la mayoría de la metrópoli.
El Parlamento Nacional de la República de Irlanda, denominado los Oireachtas, reside en el Presidente de Irlanda y dos cámaras, la Cámara de Parlamentarios o Representantes y el Congreso. Los tres tienen sede en Dublín.
Industria: Seguramente la industria más famosa de Dublín es la destilería –factoría-. La cerveza Guinness ha sido fabricada en la St. James’s Gate Brewery desde el año 1759. También, Dublín ha sido el centro de comunicaciones y medios en Irlanda, con numerosos periódicos, estaciones de radio, estaciones de televisión y compañías de teléfono que poseen centros operativos.
Moneda: Como en la mayoría de los países europeos, la moneda oficial de Dublín es el Euro.
Hora oficial: Al igual que en Londres o Edimburgo, la hora oficial de Dublín es una hora menos que en la España peninsular.

Clima
Al igual que gran parte del noroeste del territorio de Europa, Dublín posee un clima marítimo con inviernos suaves y veranos frescos, sin temperaturas recargadas. La máxima temperatura media del mes de enero es de cerca de nueve grados centígrados, al tiempo que el máximo de la temperatura media del mes de julio es veinte grados centígrados. En promedio, los meses más soleados son mayo y junio, mientras que el mes más lluvioso es octubre con setenta milímetros de lluvia, y el mes más seco es febrero con cuarenta y seis milímetros. Las precipitaciones se distribuyen uniformemente a lo largo del año.

Cultura
Dublín posee una historia literaria reconocida en todo el mundo y ha derivado prestigiosas figuras literarias, entre las que destacan premios Nobel como William Butler Yeats, George Bernard Shaw y Samuel Beckett. Otros escritores que resaltan son Oscar Wilde, J. M. Synge, Jonathan Swift, Bram Stoker, Sean O’Casey, Brendan Behan, Maeve Binchy y Roddy Doyle.
En el centro de la ciudad existen varios teatros. Muchos actores reconocidos internacionalmente han surgido de la escena dublinesa. Entre ellos puede aludirse a Noel Purcell, Sir Michael Gambon, Brendan Gleeson y Stephen Rea. Dublín representa también el centro de gran parte del arte y la escena artística irlandesa y sede de las bibliotecas y museos más importantes de Irlanda, entre ellos la Biblioteca Nacional.
Idioma de Dublín
Antes de la invasión de Irlanda por los ingleses durante la Edad Media, el lenguaje principal utilizada en la isla era el irlandés o gaélico irlandés. Desde la Declaración de la Independencia en el año 1922, en Irlanda existen dos lenguas nacionales, el inglés y el irlandés.

Estilo de vida
Estilo de vida de los irlandeses: Los ciudadanos irlandeses son personas muy abiertas, simpáticas, con un gran sentido del humor, dispuestas a echarte una mano, si así lo solicita el momento, o de invitarte a unas cervezas en alguno de los variados lugares que encontraremos, tanto en Dublín, como en cada ciudad o pueblo.
Si así nos lo proponemos, no será raro que podamos entablar largas y enriquecedoras conversaciones con los irlandeses. Los idiomas oficiales de Irlanda son el irlandés y el inglés, pero es preponderante el uso del segundo, con lo que no existirán problemas de comunicación. En las capitales como Dublín, por ejemplo, resulta efectivo tener cierto dominio del inglés y tener una buena comunicación con los afectuosos irlandeses.
Trabajar y vivir en Irlanda: Irlanda es integrante de la unión europea y esto otorga ciertas facilidades para aquellos ciudadanos de la unión, pues no necesitarán un visado especial para ingresar en el país. Si eres extranjero, tendrás que registrarte y tener un permiso válido por cinco años que te permitirá laborar en tu área de especialización.
Respecto al nivel de vida en Irlanda, éste resulta alto y con las mejores alternativas para viviendas y empleos. Si te decides a buscar trabajo en Irlanda, tendrás que tener en cuenta que conseguirlo desde el extranjero no resulta nada fácil, así que lo más recomendable es viajar y vivir en Irlanda inicialmente mientras buscas trabajo.

Atracciones
Uno de los lugares más concurridos es Temple Bar, al sur del río Liffey. Visitado por turistas de todo el mundo, ofrece lugares de temática diversa como el moderno Thunder Road Café. Otro lugar muy concurrido es Trinity College, la universidad más acreditada de Irlanda, en especial porque en su biblioteca se encuentra expuesto el Libro de Kells.
Frente a la admisión de la universidad, sobre la comercial Grafton Street, se halla la estatua de Molly Malone. Según una copla popular irlandesa, Molly Malone representaba una vendedora ambulante de pescado de día y prostituta de noche. Por otro lado, muy tradicional también resulta es la fábrica de cerveza Guinness, instituida por Arthur Guinness. Al finiquitar el recorrido por la fábrica se puede disfrutar de una cerveza y de la vista general de la metrópoli desde la terraza.
También, hay dos grandes parques urbanos en Dublín: St Stephen’s Green, colindante a Grafton Street, y Phoenix Park, el parque urbano más grande del continente europeo.
Se escucha música en vivo en las calles y las grandes avenidas. La urbe ha producido varios intérpretes y bandas de rock de éxito universal como U2, Westlife, Hothouse Flowers y The Dubliners.

Qué ver en Dublín
Pese a que Dublín es una metrópoli para recorrer paseando y disfrutar de su ambiente, existen ciertos lugares y sitios de interés indiscutibles para visitar.
Las dos calles más importantes de Dublín
O´Connell Street: Estacionada en pleno centro de la ciudad, representa la principal arteria de Dublín. Tiendas, bares, restaurantes e imágenes definen esta avenida.
Grafton Street: es una de las calles peatonales más significativas y concurridas de la metrópoli. Entre otros atractivos, en ella se encuentra la estatua de Molly Malone.