Adelaida

Localizada entre las cordilleras y el océano, la ciudad de Adelaida se está cristalizando de forma rápida como la capital tendencia del modo de vida de Australia. Al presente, Adelaida es reconocida por su cultura gastronómica y vinícola, con una escena emergente y floreciente de bares pequeños, festividades de clase mundial y extraordinarios aventuras ecológicas.
La mencionada urbe se dispone en el paralelo 35º en el Golfo St.Vincent, y cuenta con muy buenas carreteras que la enlazan a otras capitales de jurisdicciones. Existen también múltiples aerolíneas con salidas diarias hacia diferentes ciudades y rutas ferroviarias que cruzan el desierto con orientación al Norte, hacia el Oeste –Perth- y del mismo modo hacia Melbourne –setecientos kilómetros hacia el Este-. Adelaida es la ciudad con el menor coste de vida en Australia.

Generalidades
Adelaida cuenta con cerca de un millón y medio de pobladores y es pensada por los habitantes de otras metrópolis como una localidad mesurada. Sin embargo, para muchos otros, resulta una ciudad muy dinámica, relajada y actual, tanto como Melbourne o Sydney o cualquier otra metrópoli australiana de similar capacidad.
La cantidad de restaurantes, corredores de arte, centros operativos y en general centros de esparcimiento para todas las edades, es suficientemente grande. Existen extraordinarias galerías, donde el turista podrá saborear comidas y platos de usualmente todas las naciones del mundo.
Los mercados son conocidos como los mejores de toda Australia debido a que es viable encontrar en ellos hortalizas y follajes de numerosas partes del mundo. Los festivales de música son frecuentes, atrayendo artistas nacionales e internacionales.
Los pobladores de Adelaida resultan bastantes contribuyentes y hospitalarios, tal vez hasta más que otros de zonas que se encuentran más preparados para recibir al turismo masivo. El perímetro de la metrópoli, las orillas del océano tanto hacia el Norte como hacia el Sur, proporcionan la oportunidad de bellas caminatas y de deleitarse de buenas playas, donde se practica a gran escala el surf.
La Península Yorke, y el Point de Pondalowic, asumen los mejores oleajes para surfear de toda la región y dirigiéndose un poco más hacia el Oeste por la calle principal hasta la Península Eyre, existen otros buenos terrenos para surfear, los cuales pueden ser localizados. El Point Sinclair resulta el más célebre de ellos.

Clima
La ciudad de Adelaida posee un clima mediterráneo cálido según la categorización climática de Köppen, que típicamente simboliza que goza de un clima manejable, con inviernos húmedos y períodos de veranos calurosos y secos.
De todas las metrópolis elementales de Australia, Adelaida se vislumbra como la más seca. Las precipitaciones resultan poco frecuentes y muy frágiles durante todo el ciclo de verano. El promedio en los meses de enero y febrero se encuentra cerca de veinte milímetros. Por lo inverso, en período de invierno las precipitaciones son más habituales, siendo el mes de junio el mes más húmedo del año, con un intermedio de alrededor de ochenta milímetros.

Cultura
La educación conforma una porción cada vez más significativa de la economía de la metrópoli, con el South Australian Government y los establecimientos educativos impulsando el posicionamiento de Adelaida como el centro formativo de la nación y con lemas como «La ciudad de la enseñanza». La cantidad de estudiantes cosmopolitas en los diversos ejes de Adelaida se ha acentuado extraordinariamente durante los últimos tiempos. Igualmente, de los establecimientos ya existentes y los organismos extranjeros se han visto atraídos a la hora de emplazar campañas con el propósito de aumentar su atractivo como centro de formación
El sistema de adestramiento terciario en Adelaida resulta extenso. Existen múltiples institutos de educación técnica y adicional a lo largo de la localidad. Del mismo modo, concurren tres universidades públicas y dos privadas, todas ellas acomodadas y asentadas dentro del top cuatrocientos de las universidades del planeta que procesa la revista londinense Times Higher Education. A nivel de educación primaria y secundaria, se emplean dos procedimientos de educación escolar. Coexiste un régimen público manipulado por el South Australian Government y uno particular de escuelas católicas y autónomas.
En cuanto a la cultura, mientras persistió como provincia angla, Adelaida cautivó inmigrantes de nutridos pueblos de habla no inglesa, envolviendo alemanes y europeos que desertaban de la persecución religiosa. Los primeros luteranos alemanes llegaron en el año 1838 trasladando consigo los cortes de vid que manipulan para hallar las aclamadas bodegas del valle de Barossa. Posterior a la Segunda Guerra Mundial, italianos, polacos, griegos, holandeses y otras muchas nacionalidades de Europa, ingresaron a Adelaida para emprender una nueva vida. La aglomeración de inmigrantes asiáticos a raíz de la guerra de Vietnam y últimamente, la llegada de cuantiosos albergados africanos, ha viabilizado una importante mezcla multicultural. Estas nuevas llegadas se han mezclado con la imperiosa cultura anglosajona para constituir una rica y reformada gastronomía.

Estilo de vida
La metrópoli de Adelaida ha sido muy bien planeada y proyectada y al contrario de otras ciudades de Australia, precisa con un estilo de vida considerablemente tranquilo. Adelaida resulta totalmente plana, sugerida para ser caminada de bicicleta sin atascos de tráfico. Estima un nivel de vida alto, con posibilidades de trabajo y estudios a la orden del día.
La manera en que ha sido edificada, ha dado cabida a un estilo de vida donde todo resulta cómodo, primariamente el transporte por sus calles y cuadras muy bien proyectadas, que le otorgan una gracia y un aire especial a la ciudad.

Atracciones
La mencionada ciudad se encuentra dividida de Este a Oeste por el Río Torrens formando una “T” con King Willian Street. En ambos extremos del río, el visitante hallará bellísimos jardines y numerosos locales espectaculares para instantes de ocio. De hecho, ese es uno de los entretenimientos preferidos de los pobladores.
El Río Torrens proporciona varios tipos de dinamismos acuáticas, siendo el remo uno de los más efectuados. Competitividades a nivel nacional se dan cada año. Un lugar al costado del río que vale la pena visitar es el Jardín Zoológico, con muchas especies australianas como canguros, koalas e incontables pájaros nativos. Integrando el Jardín Zoológico, el Jardín Botánico se concretará una gran muestra para los amantes de la vegetación.
Cerca de Adelaide – Dirigiéndose unos veinte minutos o mas fuera de la urbe, no puede perderse una visita de noche al Mt.Lofty, lugar del que se puede observar la ciudad, sus luces y un enfático efecto de iluminación. También, El Barosa Valley con sus semilleros vitivinícolas es otro recorrido de un día que le cautivará al visitante. Otra caminata de un día que tampoco debe perderse es el de la Peninsula Fleurieu al sur de Adelaide. Allí los surfistas hallaran buenas olas para destacar su deporte y para los que no surfean, bellas playas y hermosos panoramas para fotografiar se extienden por todo el territorio.